sábado, 4 de abril de 2015

Seat 600 D 1ª serie comercial de Chupa Chups (1966).

En 1966 SEAT alcanzo la mágica cifra de 600 unidades de producción diaria. Ese año salieron de fábrica 124.103 vehículos entre los modelos 1.500, 600 y 800 con 26.694, 66.095 y 31.314 unidades respectivamente; el seíta seguía siendo líder en ventas. También por primera vez una fábrica española consiguió superar el número de 100.000 unidades lanzadas ese año, lo que representaba la mitad de la producción automovilística en nuestro país y la colocaba en el duodécimo lugar de la producción de Europa.


Estas cifras hicieron que a finales de los 60 las grandes compañías de automóviles vieran en el mercado español enormes posibilidades de expansión. Animadas por el éxito de Seat, firmas como Authi llegaron para aprovechar la motorización masiva de los españoles, mientras otras que ya contaban desde hace años con representación en España se apresuraron a mejorar sus infraestructuras ante el crecimiento de la demanda. Junto a Seat se convirtieron en el motor de una España que comenzaba su despegue económico e industrial.


La versión D presentaba como novedad el cambio de posición de los intermitentes, pues pasaron de estar en las aletas a situarse en la parte inferior de los faros delanteros, característica que permanecería invariable en posteriores versiones del pelotilla.


A finales de los 50 Enric Bernat tuvo la genial idea de hacer un caramelo que se pudiera agarrar con un palo. La inspiración le vino al observar como el mayor consumidor de caramelos, los niños y las niñas, se lo sacaban con la mano de la boca. Así que en 1958 saca al mercado el primer caramelo con palo llamado "Chups". El eslogan publicitario decía "chupa Chups", por lo que la gente acabo adoptandolo como nombre del producto. 

El éxito de este dulce llevo a plantease su exportación, siendo necesario un nuevo logotipo, el cual se le encargó a Salvador Dalí. El surrealista Dalí coloco la envolvente en forma de margarita a la tipografía que se venia empleando desde su invención.


El motor del 600-D era un 4 cilindros en línea, ubicado en una posición trasera longitudinal, con una cilindrada de 767 cc, lo que le permitía desarrollar 29 CV a 4.800 rpm y alcanzar los 108 km/h. La tracción era trasera y la caja de cambios manual de 4 relaciones. Las suspensiones de la versión comercial no estaban reforzadas y eran de ruedas independientes, con amortiguadores hidráulicos telescópicos.

En los siguientes enlaces hay más información al respecto: Territorio Abandonado: Cementerio de coches clásicos y Chupa Chups - Wikipedia, la enciclopedia libre. Tambien en el siguiente video:


La miniatura está fabricada por Solido en escala 1/43 y corresponde a la entrega nº 34 del coleccionable Todos los Seat 600 de Salvat. Se trata de un modelo bien resuelto, muy detallado, tanto interior como exteriormente, con un buen molde y un pintado correcto. El fallo más significativo son los pivotes de las luces. Si apreciáis algún otro fallo no dudéis en comentarlo.

2 comentarios:

  1. Una de las tantas maravillosas entregas de la colección de los 600.


    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Qué tonto fui de no comprarlo en su momento. Haberlos los hubieron en su época, aunque no me acuerdo si coincide la decoración. Enhorabuena por la captura.

    ResponderEliminar